Régimen chino mete presión a Evergrande para pagar su deuda Régimen chino mete presión a Evergrande para pagar su deuda
INTERNACIONALES

Régimen chino mete presión a Evergrande para pagar su deuda

Viernes, 24 septiembre 2021

Los reguladores chinos han pedido a Evergrande que evite un impago a corto plazo de sus bonos en dólares, según informó Bloomberg Law el jueves, el día en que el atribulado gigante inmobiliario debe realizar un esperado pago de intereses de su deuda en el extranjero.

En una reciente reunión con los ejecutivos de Evergrande, los reguladores dijeron que la empresa debería comunicarse de forma proactiva con los tenedores de bonos para evitar un impago, pero no dieron una orientación más específica, informó la agencia, citando a una fuente familiarizada con el asunto.

El Wall Street Journal informó en otro artículo el jueves de que las autoridades chinas estaban pidiendo a los gobiernos locales que se prepararan para la posible caída de Evergrande, citando a responsables con conocimiento de las conversaciones.

Se ha ordenado a los gobiernos locales que reúnan grupos de contables y expertos legales para examinar las finanzas en torno a las operaciones de Evergrande en sus respectivas regiones, según el periódico, que se basa en comentarios de sus fuentes.

También se les ha ordenado que hablen con los promotores inmobiliarios locales, tanto estatales como privados, para que se preparen para hacerse cargo de los proyectos, y que establezcan equipos encargados de hacer cumplir la ley para controlar la indignación pública y los “incidentes multitudinarios”, un eufemismo para referirse a las protestas, según el WSJ.

Un portavoz de Evergrande, segunda promotora inmobiliaria de China, declinó hacer comentarios sobre los dos artículos.

Los futuros de los índices bursátiles estadounidenses Esc1, que habían subido hasta un 0,8% en el día después del artículo de Bloomberg, recortaron las ganancias anteriores para situarse en un 0,6%.

El presidente de Evergrande, Xu Jiayin (en cantonés, Hui Ka Yan), instó a sus ejecutivos a última hora del miércoles a garantizar la entrega de propiedades de calidad y el reembolso de sus productos de gestión de patrimonio, que suelen estar en manos de millones de inversores minoristas en China.

No mencionó la deuda de la empresa en el extranjero.

Los analistas dijeron que las medidas subrayaban la presión política sobre Evergrande, cuyo pasivo asciende al 2% del producto interior bruto de China, para que contenga las consecuencias de su crisis crediticia y proteja a los inversores particulares frente a los acreedores profesionales. Los mercados mundiales han estado en vilo en las últimas semanas, ya que las inminentes obligaciones de pago de Evergrande, que tiene una montaña de deuda de 305.000 millones de dólares, hicieron temer que sus dificultades pudieran suponer un riesgo sistémico para la economía china.

La empresa, la segunda promotora inmobiliaria más grande de China, tiene 83,5 millones de dólares en pagos de intereses de un bono extranjero de 2.000 millones de dólares que vence el jueves y 47,5 millones de dólares de intereses de un bono que vence la próxima semana.

Ambos bonos entrarían en suspensión de pagos si Evergrande no liquida los intereses en los 30 días siguientes a las fechas de pago previstas. (Infobae con información de Reuters).

Infoecos .
Autor de la nota